domingo, 19 de marzo de 2017

Domingo de poesía: Tormenta de verano

por Denilight Fireheart

¡Buenos días a todos!
Espero que hayáis disfrutrado  de un  buen finde (y lo que queda de todo este domingo). En esta ocasión, os traigo Tormenta de verano, que no es una poesía con verso (lo que todos se nos viene a la cabeza cuando pensamos en un poseía), si no que es un texto poético, un poco de cadencia de rima (pero tampoco es que tenga mucha). Este texto lo escribí uno de esos días de verano en los que parece que el calor no puede ser mayor y de repente, el cielo estalla y comienza a regar al ardiente suelo. Espero que lo disfrutéis :D

El aire parece distinto justo antes de que estalle, hay algo de tensión que se respira en el empalagoso ambiente, el calor parece aún más sincero, el agobio es tan palpable y al mismo tiempo relajante.
Porque sabes que algo va a suceder, que esta tensión que se ha provocado va a desaparecer de un momento a otro. Que va a convertirse en un grito de alivio que ilumina el cielo de forma breve pero intensa. Y, de repente, ha llegado. Las cálidas gotas comienzan a golpear rítmicamente el ardiente asfalto, las primeras son tímidas, pero sus hermanas comienzan a adquirir cada vez mayor seguridad, empiezan a perforar el polvo y el calor, y de repente la ciudad parece nueva, sigue siendo tan ardiente como antes pero es agradable sentir el agua sobre el rostro, como recorren sus facciones y me limpian de toda suciedad que he ido acumulando. Resulta muy gratificante, es toda una completa liberación. Sin embargo, los truenos que retumban los cristales comienzan a volverse más tenues y poco a poco la tormenta comienza su fin, volviéndose cada vez más débil hasta que finalmente quedo en el medio de la calle, con mi ropa húmeda pegada al cuerpo y el cabello completamente mojado. Y, sin embargo, ahora llega lo mejor, poco a poco el olor empieza a erguirse sobre los edificios, ese olor a tierra húmeda, a polvo mojado y a nuevo que parece renovar todo el universo. Y no puedo evitar sonreir, de todos modos, ¿quién no sonreiría ante tal? 




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Queremos saber qué os ha parecido lo que habéis leído, pero la telepatía todavía no se encuentra entre nuestros superpoderes, ¿nos lo contáis?